Un poema corto sobre el olvido consciente de los sentimientos. Una poesía sobre la dificultad de olvidar, sobre el esfuerzo de luchar contra las creencias propias.

Destierro sentimientos hacia lagunas de barro,
verso impuesto: mi escarmiento; contratiempo: gris desgarro;
la Luna me espera impune, pues nunca será juzgada,
sin aliento me entretengo; ya no hay rey, tampoco hay jaula.

Pongo trabas, sin quererlo, al recuerdo de tu aliento,
a semillas que germinan en este interior desierto,
fruto de la impermanencia, de unos ojos que no callan;
tú ríes indiferente, ya no hay cuentos en tus hadas

Y entre el oscuro follaje, que oculta la flor de loto,
miro afable como el mundo se torna en un cristal roto;
me hago fuerte en la inconsciencia, de olvidar mis ideales,
surco páramos buscando mentiras en tus verdades.

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.