Un poema corto sobre el amor y el desasosiego que se siente cuando una persona ya no está. Una poesía sobre la incertidumbre y la idealización del amor.

El estigma del recuerdo que escondo tras mi fracaso
solo impera ante las rimas que escribo en la soledad
de los días sin descanso, de las noches sin ocaso
que amanecen taciturnas sin saber si volverás.
 
Y aun así los desencantos no parecen tan amargos,
los tragos de amarga absenta, esta efímera ansiedad,
navego por los baldíos de tus labios sin sentido,
sin igual en esta tierra, sin otros que comparar.

Los recuerdos,
el futuro,
las bastas vistas al mar;
tu presencia,
mi demencia,
tu latencia al respirar,
tus destellos,
tu inocencia,
tu pensar al actuar,
mi locura,
mi demencia,
la gris y triste paciencia que tuve al verte marchar. 

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.