Poema sobre el tiempo

Hoy os traigo una poesía sobre el tiempo, sobre la influencia de una persona sobre otra, y sobre como el tiempo marca la existencia de ambos. Un poema sobre como alguien puede modificar nuestra visión y percepción del mundo.

Vivos reflejos de tu amanecer desprendieron
fragancias tan puras que el viento no osaba mecer,
al compás de los versos que al fin marcaron nuestro tiempo,
al compás del deseo que el tiempo intentó deshacer.

Tempo del tiempo que marca el ritmo en mis adentros,
luz matutina que explota en el amanecer,
de los ojos que abrieron sus finas cortinas al viento,
de un soneto que nunca he podido querer entender.

Creaste el olor que perfuma el color de los cielos,
aislaste la fórmula para sustraer del papel
las historias que hicieron que todos creyeran en cuentos,
la esperanza de aquellos que nunca esperaron vencer.

Y haciendo recuento ya sólo nos quedan momentos,
fragancias guardadas en tarros color de tu piel,
entre ellos componen la celda de mi pensamiento,
en cuya llave se lee: “Nunca existió el ayer”.

Como véis, además de alternar la temática del tiempo y de la percepción personal sobre el amor sentimientos, también he intentado usar un tono fuerte, que marque un compás, un ritmo que define también este poema de amor sobre el tiempo.

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.